Que lean lo que se les de la voluntad.

Hace poco, en una publicación en Facebook una chica criticaba a todos aquellos que leen por “moda” y solo los libros “populares”, exaltando que no podía creer que prefirieran esos libros populares sobre grandes obras de la literatura y autores como García Márquez o algún otro Nobel de literatura.

En ese momento me di cuenta que muchos simplemente no saben respetar los gustos de otros. Aunque leo de todo, prefiero las novelas románticas sobre muchos otros libros, ¿eso me hace menos lectora? Me encanta leer autoras nuevas como Tillie Cole (cuyos libros es un crimen que aún no estén en español) o Anna Todd, ¿eso me hace una lectora despreciable? Porque prefiero leer Hush Hush o Maravilloso Desastre a Cumbres Borrascosas, ¿no soy digna de volver a tocar un libro?

Como dijo una amiga: para gustos, los colores señoras y señores. A mí no me importa si mis amigos leen tratados de horticultura, libros de economía o cuentos para niños; para mi es más importante que tengan gusto por la lectura sin importar de qué tipo. Y ya sea que lean por gusto o por moda, lo importante es fomentar el amor por la lectura. Señores, ¡lean y dejen leer!¡Que la gente lea lo que se le dé la voluntad!

PD: Para que quede claro, no tengo nada en contra de los clásicos, o de Cumbres Borrascosas (Lo leí, pero no soporto tanto drama y sufrimiento en un libro); simplemente no los disfruto tanto como la literatura más actual. No obstante… me declaro una loca enamorada de los libros de Jane Austen.

BY: Dabria Whitelaw – Gryffindor
Editor: Alec P. Malfoy – Slytherin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *